REY JUAN CARLOS SE ACOGE A LA AMNISTIA MONTORO

Corinna revela que Juan Carlos I se acogió a la amnistía de Montoro

El rey emérito habría utilizado como testaferros a Álvaro Orleans de Borbón y al abogado Dante Canonica para ocultar la parte del patrimonio acumulado durante años que no blanqueó con la amnistía fiscal.

Imagen de archivo de Juan Carlos I/EFE

“La amiga entrañable” del rey emérito confesó que Juan Carlos I se acogió a la amnistía fiscal de Montorosegún recoge OKDIARIO. En el encuentro que la princesa Corinna del rey emérito tuvo con el ex comisario Villarejo en Londres, la empresaria mantuvo que solo una parte del dinero del rey emérito permaneció en un banzo suizo a nombre de Álvaro Orleans de Borbón, un familiar lejano del exmonarca.

Según la empresaria, Juan Carlos I habría utilizado como testaferros a Álvaro Orleans de Borbón, residente en Mónaco, y al abogado Dante Canonica para ocultar la parte del patrimonio acumulado durante años que no habría blanqueado con la amnistía fiscal. “Las cuentas de banco en Suiza que no volvieron con la amnistía las han puesto a su nombre”, reconocía Corinna en la grabación de audio difundida por el diario.

El dato que la ex pareja de Juan Carlos I no explica cómo llegó el dinero fruto de la amnistía fiscal. No esclarece si vino a su nombre o lo hizo a través de testaferros.

Lo desvelado por Corinna

En los últimos días, El Español y la web Okdiario han difundido grabaciones de un encuentro que Corinna zu Sayn-Wittgenstein mantuvo con José Manuel Villarejo en 2015, en el cual la empresaria reconoció al excomisario que el rey emérito la utilizó como testaferro para ocultar su patrimonio y sus propiedades en el extranjero: “No lo ha hecho porque me quiera mucho, sino porque resido en Mónaco”, confesaba Corinna.

Además, en los audios Corinna también desvela que Juan Carlos I cobró parte de la comisión de 100 millones de euros por la licitación del AVE a La Meca. Según la empresaria, el ahora rey emérito pidió un porcentaje al ejercer de intermediario y conseguir que el consorcio de empresas españolas obtuvieran la construcción del AVE.

A raíz de las informaciones, la empresaria no ha negado las conversaciones difundidas. Sin embargo, Corinna ha denunciado “una campaña de descrédito con motivación