Rapera e ‘Influencer’ de origen dominicano acusada de estafar a seguidores NY

NUEVA YORK._ La rapera de origen dominicano nacida en El Bronx, Ashley Bautista (Young Ash), de 23 años de edad, fue acusada ayer miércoles en la Corte Suprema Estatal de Manhattan de estafar a su base de seguidores, usando las tarjetas de crédito de los admiradores para ejecutar un plan de robo mayor.

Bautista, que comenzó a ganar notoriedad a través de las redes sociales, donde hacía apariciones cantando, se asoció con los dominicanos Gabriel Molina y Frayluis Henríquez y los afroamericanos Justin Simon y Jarod Bailey, quienes hacían cheques y servían como corredores de la estafa, dijo el fiscal del distrito Cyrus R. Vance Junior en un comunicado.

La rapera, hija de un dominicano y una afroamericana, usó su fama para engañar a sus propios fieles, puntualizó el fiscal de Manhattan.

Ella se declaró no culpable de los cargos y fue liberada sin fianza y bajo su propia responsabilidad.

La intérprete de hip-hop era conocida como una reclutadora, que exhibía fajos de billetes en las redes sociales, prometiendo a sus seguidores dinero rápido a cambio de la información de su cuenta bancaria, según la fiscal adjunta del distrito de Manhattan, Alona Katz.