Novio interrumpe su boda para salvar la vida a un desconocido, ¿excusa o verdad?

Zac y Cindy Edwards no querían una boda ordinaria y sabían que no lo iba a ser luego de planearla con tan solo una semana de tiempo.

La pareja de Alabama se casó en Orange Beach, aunque a punto estuvieron de no poder hacerlo.

La increíble historia comenzó durante sus fotos posteriores a la ceremonia, cuando una mujer se acercó pidiendo ayuda porque un hombre que estaba surfeando tenía problemas para salir del agua.

“Una señora se acercó a nosotros y contó que había un hombre luchando en el agua. No podía regresar y lo estaba pasando mal”, recordó Cindy a WALA.

Cindy le pidió a su flamante esposo, que resulta ser un ex salvavidas y un guardia costero, que fuera a salvarlo, no importaba que fuera su matrimonio.

“No te preocupes por nada, ni por el traje, solo ve. Tienes que escuchar a tu esposa porque de lo contrario, pronto empiezan los problemas”, contó Zac a la estación.

WALA informa que varias personas pasaron por alto las banderas rojas ese día, y que los otros socorristas estaban ocupados salvando a alguien más en ese momento.

El rescate no fue fácil, Zac y el joven, Jamel Robinson, de 18 años, se quedaron atrapados luchando contra las furiosas aguas del océano. Durante ese tiempo Zac solo podía pensar en un su mujer vestida de novia en la playa.

En otras circunstancias, cualquiera hubiera pensado que salir corriendo en medio de la boda para rescatar a alguien era un modo de arrepentirse del compromiso.

No fue el caso, pero seguro que todos recordarán el día de la boda