La increíble transformación de Kaylee Muthart, la joven que se arrancó los ojos

Limpia. Como una persona. Así dice sentirse por estos días Kaylee Muthart, de 20 años, quien se hizo conocida tiempo atrás por haberse arrancado los ojos con sus propias manos. Ese día estaba tan drogada que no pudo controlar sus impulsos más primitivos.

El punto de quiebre fue dramático. Sucedió en la mañana del pasado 6 de febrero frente a una iglesia de Anderson, Carolina del Sur, donde vive. En un ataque psicótico y de alucinación luego de haber consumido una cantidad no determinada de metanfetamina, Kaylee se sacó esos hermosos ojos celestes que tenía sin pensarlo.

Horas antes había discutido ferozmente con su madre. Es que ésta le había indicado que en pocos días más ingresaría a un centro de rehabilitación para curar la adicción que la estaba matando.

De inmediato fue trasladada al hospital Greenville Memorial. Allí, no pudieron hacer nada para salvar su vista. Permaneció en unidad de terapia intensiva unos días y un mes más para su recuperación. Al salir tomó consciencia de que debía hacer un cambio profundo en su vida, de lo contrario no la prolongaría mucho más.

“Me siento como una persona. Me siento yo misma, no siento como que esté persiguiendo algo. Se siente, realmente, muy bien. De la forma en que funcionó es la forma en que Dios hizo que funcionase, es así… pero preferiría que sucediera que estar atrapado en ese mundo”, dijo la joven en una entrevista concedida a la revistas People. VÍA INFOBAE.COM