Cardi B: “No quiero que mi bebé me confunda con la niñera”

De cara a su última portada para la revista Rolling Stone, Cardi B ha emulado a celebridades de la talla de Serena Williams o Demi Moore posando desnuda -en su caso con una capa abierta que cede todo el protagonismo a su abultado vientre- junto a su prometido Offset. En la entrevista que acompaña al sugerente reportaje fotográfico, la intérprete de ‘Bodak Yellow‘ hace gala de la forma de expresarse franca y sin tapujos que ha convertido en su sello de identidad, pero también muestra una faceta suya más desconocida, seria e incluso vulnerable, a la hora de hablar de sus sentimientos acerca de su futura maternidad.

Lo único que no ha planeado la estrella de cara al nacimiento de su retoño es su ‘baby shower‘: de momento solo tiene claro que no será una reunión tranquila que comience a media tarde en el jardín de la mansión de Atlanta que comparte con su prometido Offset.

“La mía empezará a las nueve de la noche, porque así es como celebramos las cosas la gente caribeña. Jo**r, ¡a lo mejor incluso me tomo un poco de vino tinto!”, adelanta.

Respecto a la forma en que educará a su niña, Cardi ya ha trazado el esquema general: ella será una madre muy presente, pero no demasiado estricta como lo fue la suya propia. En su lugar intentará que su hija y ella sean amigas y hará especial hincapié en la educación que reciba, hablándole desde la cuna en inglés y español para que sea bilingüe e introduciendo el francés como tercer idioma una vez cumpla cuatro años.