Aún no capturan al cocodrilo de Sabana Perdida

Atrapar a un reptil, específicamente un cocodrilo americano, no es una actividad común para los residentes de Barrio Nuevo ubicado en el populoso sector de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte; sin embargo se han visto en la necesidad de diseñar diversas estrategias para tratar de capturar al animal que ha rondado una cañada en las últimas semanas.

Desde modificar un mosquitero para agarrarlo hasta poner anzuelos con comida han sido algunas de las opciones fallidas optadas por un grupo de moradores que temen por sus vidas y las de sus hijos.

Pese a los intentos, la mañana de ayer técnicos del Ministerio de Medio Ambiente se trasladaron a la cañada para hacer un levantamiento del área y luego implementar mecanismos para atrapar al reptil.

Nelson García, uno de los técnicos de la institución, dijo que el cocodrilo americano es una especie protegida que se encuentra en la mayor parte de los casos en el Lago Enriquillo, y que está en peligro de extinción debido a su situación vulnerable.

“Vamos a evaluar el área ahora y dependiendo del nivel de dificultad que encontremos, si lo vemos (al cocodrilo) entonces trazaremos la estrategia para realizar la labor de captura”, informó el experto de Medio Ambiente.