Argenis Contreras revela quienes fueron los que mandaron a ultimar a Yuniol Ramírez [AUDIO]

Argenis Contreras, considerado como el principal acusado de la muerte del abogado Yuniol Ramírez, narró su versión de los hechos el día de la muerte del también catedrático universitario.

Según Contreras, luego de una reunión el coronel Faustino Rosario Díaz le pidió le acompañara a cerrar la operación con Yuniol: “ya yo sabía a qué iba, era a terminar la entrega del dinero”.

Argenis, quien dio estas declaraciones vía telefónica al comunicador Salvador Holguín, para el programa Hilado Fino, que fueron confirmadas por su abogado Carlos Balcacer, dice que no puede precisar qué sucedió dentro de la camioneta, si “fue que Yuniol no quiso firmar el documento” o algún otro percance que tuvo como desenlace su muerte.

Dijo que a sugerencia de Faustino Rosario Díaz, en vez de utilizar la camioneta, se trasladó hasta la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en un carro que tomó prestado y que la camioneta fue utilizada por otras dos personas que él no conoce y que supuestamente envió Eddy Santana Zorrilla con el dinero que iban a pagar.

Agrega que él solo iba a confirmar que el dinero fuera entregado, igual que la transacción que se había realizado antes en una bomba, donde se le entregó la suma de un millón de pesos.

“Cuando estamos en la UASD yo estoy estacionado frente a la camioneta, quien va conduciendo la camioneta se desmonta, va caminando, nosotros estamos en el parqueo, en medio de los dos edificios, el edificio administrativo y el edificio como de postgrado. Sale caminando hacia abajo. Allá viene Yuniol, se encuentran, vienen caminando los dos abordan la camioneta, y ahí mismo, en ese parqueo se escucha la detonación”, narra Contreras en el audio colgado en la red social You Tube.

Manifestó que no se usó silenciador y que de hecho una persona que estaba en el parqueo también se dio cuenta que algo estaba sucediendo: “la persona se espantó y miró y se montó en una guagüita blanca”.

Después de la detonación la persona que conducía la camioneta se desmonta y le entrega la llave del vehículo de Yuniol para que Argenis se lo llevara, lo cual éste dice accedió por temor a que también lo mataran.