Joven que se arrancó los ojos para “acercarse a Dios” ahora dice que “la vida es más hermosa”

Hace unas semanas la prensa internacional reportó el estremecedor caso de Kaylee Muthart, una joven de 20 años de edad, que bajo los efectos de las metanfetaminas tuvo una serie de alucinaciones que le condujeron a sacarse los ojos ante una iglesia en Carolina del Sur, Estados Unidos.

Muthart le dijp a la revista People que está feliz tras haber perdido la vista. “Prefiero estar ciega y ser yo misma que ser adicta, y realmente lo digo con todo mi corazón”, declaró la joven en una entrevista para la revista.

Durante la entrevista para ‘People’ Kaylee Muthar comentó que la vida sigue siento la misma, solo que ahora debe aprender a hacer las cosas de una forma diferente. “La vida es más hermosa ahora, más hermosa que cuando era adicta a las drogas. Ese es un mundo terrible para vivir”, agregó en sus declaraciones la joven de 20 años.

Según un reporte que ofrecieron medios locales, los efectos de las drogas que Kaylee Muthart consumió, le hicieron creer que el mundo literalmente estaba de cabeza, además de escuchar una serie de voces que le pedían que “sacrificara sus ojos” como un precio para poder llegar al cielo.

“Creía que todos habían muerto y que estaban atrapados en sus tumbas, que Dios estaba en el cielo muy sólo y que hacía falta un sacrificio importante para permitir que las personas llegaran a Dios“, narró Kaylee Muthart a People al referirse al momento en que estaba bajo el efecto de las drogas.

“Era aterrador, no entendía qué quería Dios de mí pero sentía que era lo correcto y que yo tenía que ser quien lo hiciera. Y estaba contenta de hacerlo porque siempre tuve un gran corazón y nunca nadie me devolvió todo ese amor“, agregó en su relato Kaylee Muthart. MÁS AQUÍ