Lío feo por supuesto envenenamiento a acueductos en Barahona, esto dice la policía

Barahona.- Los rumores puestos a circular por desaprensivos en torno a que nacionales haitianos han echado veneno a los acueductos que suplen de agua potable a esta ciudad y otras comunidades de esta provincia, han creado pánico entre los comunitarios.

Este temor ya ha provocado que algunas familias no utilicen el preciado líquido ni para bañarse, lavar ropas y asear sus hogares, por lo que los comunitarios esperan que las autoridades de las instituciones correspondientes deben emprender una campaña contra los rumores en cuestión, a fin de llevar la tranquilidad a los pobladores.

Ayer sábado en horas de la mañana se corrió la voz de que haitianos habían echado veneno al acueducto del distrito municipal de La Guázara y en la tarde, que había sucedido lo mismo con los de San Rafael en la comunidad del mismo nombre del municipio de Paraíso y el de la localidad de La Ciénaga, ubicadas en la costa de esta provincia.

Incluso, desde San Rafael se informó que varios haitianos habían sido golpeados y echados de sus viviendas por dominicanos, cosa que no ha sido desmentida, ni confirmada por las autoridades.

Sin embargo, miembros de la Defensa Civil, en La Ciénaga, negaron el rumor de que el agua del acueducto había sido envenenada, y calificaron como “alarmista” y “extremista” la especie.

Personas que pidieron reserva de sus nombres, atribuyen estos rumores a ciudadanos malintencionados que persiguen conflictos entre dominicanos y haitianos de esta provincia, con el marcado interés de crear problemas al Gobierno del presidente Danilo Medina.

“No dudamos de que estas falsas informaciones salgan de sectores que dicen defender los derechos de los haitianos en República Dominicana” dijeron.

Policía Nacional dijo este domingo que la prueba de la supuesta agua envenenada por nacionales haitianos en algunas localidades del sur profundo y acueductos que suplen de agua potable en Barahona salió negativa.

La institución del orden conjuntamente a otras entidades realizaron las pruebas ya que la población estaba inquieta y cientos de moradores se lanzaron a las calles tras la información.