Tres atracadores adolescentes dan paliza a dominicano en El Bronx y le llevan diez dólares

NUEVA YORK.-Tres atracadores adolescentes, dos los cuales, fueron arrestados el viernes interceptaron a un dominicano de 56 años de edad en el lobby del edificio del proyecto de viviendas Morris Houses en El Bronx, le dieron una paliza y le llevaron diez dólares.

El dominicano que fue golpeado por tres atracadores adolescentes en El Bronx. (Foto NYPD).
El video de seguridad muestra al dominicano “cuadrándose” para enfrentar en una pelea a los ladrones, pero fue derribado por uno de ellos, que fue reforzado por otro y el tercero, que ya estaba en la puerta de salida, se devolvió al pasillo y le cayó a patadas a la víctima.

Los atracadores, se burlaron primero del hombre, antes de caerle encima.

La policía dijo que el incidente ocurrió a las 2:40 de la madrugada del martes, en el edificio situado en la calle 169 Este, y la Tercera Avenida en el vecindario Morrisania según el portal Diarioextrainfo.com

Cuando reporteros fueron al apartamento del dominicano, una mujer respondió sin abrir la puerta, que allí nadie quiere hablar del incidente y menos dar sus nombres, pero los medios locales divulgaron su nacionalidad.

Uno de los adolescentes salió corriendo del vestíbulo y regresó con un compañero para seguir golpeando a la víctima mientras yacía en el suelo, escabulléndose de la cámara.

Momentos después, un atacante en la puerta corrió hacia atrás, lanzándole una patada en la parte posterior de la cabeza. Y le quitaron la cartera en la que tenía $10 dólares dijo la policía.

A pesar de sus lesiones, la víctima rechazó la atención médica, según las fuentes. Notaron que él es un residente de un edificio cercano en Morris Houses, Los atacantes son descritos como negros, alrededor de 17 años de edad.

El primer sospechoso vistió blue jeans con lavado ácido, zapatillas blancas, una camiseta azul marino y una sudadera con capucha azul. Un segundo vestía una sudadera con capucha azul real, jeans negros, una cazadora azul y botas beige.

El último sospechoso vestía jeans azul claro, botas de color beige, una sudadera con capucha azul marino y una camiseta blanca. Por tratarse de menores, la policía no reveló los nombres de los atracadores.