Se hizo polémico tatuaje en el rostro y ahora pide ayuda para quitarselo [VIDEO]

En ciertas ocasiones hemos publicado cosas relacionadas a los Tatto nunca han sido agradable  y es que aunque a muchos les encanta tener una marca de lo que sea en su piel, lo malo del caso es que eso es un problema para para borrarlo, muchos prefieren hacerse otro encima que intentar eliminarlo.

Miren este el caso de personaje que luego de pasar 2 años en la cárcel, por amenazar con un arma a un transeúnte, el neozelandés Mark Cropp de 19 años, ya es un hombre libre. El joven, quien espera reintegrarse a la sociedad, dice que todavía no lo puede hacer por culpa del polémico tatuaje que tiene en su rostro. En Facebook compartió las imágenes.

Extrañamente en la cárcel se encontró con su hermano que había sido ingresado días antes. Ahí es cuando él y su compañero de celda, lo convencieron para que se tatúe la palabra ‘DEVAST’ (devastar) de modo que otros prisioneros no lo fastidien. Cropp no imaginó que esta decisión le costaría caro. En Internet su imagen se volvió viral.

Según indica, el dibujo debía ser pequeño y recorrer su mandíbula inferior pero, después de que él, su hermano y su compañero tomaran bebidas alcohólicas, el plan se les fue de las manos.

Ya fuera de la cárcel, Cropp intentó buscar trabajo y retomar su vida, lo que no pensó, era que el tatuaje de su rostro no le permitiría pasar las entrevistas.

“Hubo personas que se encogieron de hombros y se rieron de mí. Estoy por encima de la gente que me juzga por mi tatuaje facial … por eso tomé la decisión de poner esa foto en Facebook, dar la vuelta y decir ‘Soy un ser humano normal, no tienes que juzgarme por la forma en que me veo”, asegura.

Las autoridades de Nueva Zelanda propusieron a Cropp -mientras estaba en la cárcel- quitarle el tatuaje, pero se negó en varias ocasiones. El joven indica que luego de compartir las fotos en las redes sociales, ha recibido varias propuestas para hacerlo.