Policía amamantó una bebé que fue rechazada por su madre

Quisiéramos compartir con ustedes esta maravillosa noticia, un hombre desesperado llegó hasta la comisaría de la ciudad de Esquel, Argentina, el afectado en sus brazos llevaba consigo una hermosa bebé de tan solo cuatro meses la cual no paraba de llorar.

Aproblemado el padre aseguró que la madre no quiso recibir a la niña, motivo por el pensó que los agentes podrían ayudarlo.

Pero no todo es malo porque para buena suerte de la menor, dentro de la locación policial se encontraba la oficial Mónica Quijón, quien es madre de un bebé de 11 meses.

Pues esta con un buen corazón de madre al mirar la situación ella supo inmediatamente qué hacer para terminar con el crudo llanto de la niña, motivo por el que solicitó la autorización del padre y procedió a amamantar a la lactante.

Todo luce indicar  que el hambre era el principal motivo por el que la bebé se quebraba en llanto, ya que según el padre no había comido hace al menos seis horas.

Es por esto que fueron 120 minutos los que Mónica estuvo alimentando a la pequeña, provocando que las lágrimas cesaran por completo.

“Tras escuchar que la niña lloraba cada vez más, y su padre no encontraba forma de calmarla y entendiendo que la beba obviamente tenía hambre, como soy madre de un bebe de 11 meses es que entiendo la situación, la cual me conmueve y estremece, y al ser mi bebé lactante es que me ofrezco rápidamente a darle el pecho a la bebé”, contó la agente policial y madre según el medio local de nombre Minuto Uno.

¿Qué te pareció el gesto de esta policía? En realidad ese tipo de informaciones nos llenan de tristeza por un lado pero por el otro nos alegran al ver cuando en situaciones como estas se puede encontrar la solución a un caso como ese.

Powered by themekiller.com