Roba en banco para ir preso y escapar de su esposa, pero todo salió mal

A John Ripple le salieron las cosas como no lo pensaba, no tenemos por ahora ningún conocimiento de un caso que sea similiar a este, pero en esta vida ocurren muchas cosas que nos dejan con la boca abierta.

Ripple un hombre de nacionalidad estadounidense en espcia de Kansas, declaró que estaba harto de vivir con su esposa, y que fue por ese motivo que decidió robar un banco. El objetivo era que lo metieran preso.

Pero debido a la decisión de un juez de distrito, el plan fracasó, ya que ahora tendrá que tratar con ella permanentemente. Ripple fue condenado a estar en casa bajo arresto domiciliario.

La historia empezó en septiembre del año pasado, cuando John Ripple, de 71 años, entró en un banco y le dijo al cajero: “Tengo un arma de fuego, dame el dinero”. Le dieron cerca de 3.000 dólares, peor en vez de salir con esa suma, se sentó en la recepción, informa ‘The Kansas City Star’.

Cuando se le acercó un guardia de seguridad del banco, Ripple le dijo: “Yo soy el hombre que está buscando”.

Más tarde, un agente del FBI afirmó que Ripple discutió con su esposa, quien lo acompañaba en la corte, y que en un momento le escribió: “Prefiero estar en la cárcel antes que en casa”.

Aunque Lawrence John Ripple fue declarado culpable de robo a un banco en enero y podría haber pasado hasta 37 meses de prisión, su abogado y los fiscales pidieron indulgencia a un juez. Esa solicitud, finalmente aprobada, fue apoyada por el vicepresidente del banco y el cajero al que había atracado Ripple.

Bueno y que mal que la suerte no lo acompañara y por querer salir de su acompañante sentimental ahora nos imaginamos que se le daño moral, aunque ya se por esa razón.