Carcelero dominicano arrestado por violar acosar, chantajear y amenazar a varias presas latinas

Un oficial de nombre Armando Moronta, federal de corrección (carcelero) dominicano en el Centro Metropolitano de Detención (MDC) de Brooklyn, fue arrestado junto a otros dos compañeros y acusado alegadamente violar, acosar, chantajear y amenazar a varias reclusas latinas en deportación, forzándolas a tener relaciones íntimas con él.

Se cuenta que en esa misma cárcel estuvo preso el ex capitán del Ejército Nacional dominicano Ernesto Paulino Quirino Castillo y actualmente uno de sus huéspedes más célebres es el capo mexicano El Chapo Guzmán.

Los tenientes Eugenio Pérez y Carlos Martínez, son los otros carceleros federales acusados en el expediente por los mismos delitos.

Uno de ellos se atrevió a insinuar lo que hacían los tres a las reclusas en su página facebook.

Según el portal el Nuevo Diario, los fiscales dijeron que los dos tenientes y Moronta, abusaron de nueve presas. En su perfil de Google, Moronta sólo detalla su fecha de nacimiento y sexo, sin más informaciones sobre él y aparece en una foto.

Pérez presuntamente abusó de cinco mujeres a partir de 2013. Moronta se aprovechó de tres y Martínez utilizó la fuerza física y el miedo para violar repetidamente una interna, de acuerdo con la acusación de los fiscales federales.

Los hombres fueron detenidos ayer jueves y fueron instruidos de los cargos en la Corte Federal de Brooklyn.

Pérez y Martínez enfrentan hasta cadena perpetua, mientras que Moronta podría ser condenado a 15 años.

Moronta ya estaba bajo acusación de contrabando con marihuana sintética o K-2 en el centro de detención.

Martínez supuestamente publicó una foto de dos hombres que parecen ser guardias del MDC con un subtítulo que dice: “es sólo PREA cuando no les guste”, una referencia a la Ley de Eliminación de Violación en las prisiones.

Los fiscales dijeron que las evidencias contra los oficiales son fuertes, señalando el testimonio de la víctima, testigos, documentos médicos y de teléfono y registros de medios sociales.

“Pérez, ignorado repetidamente y de manera flagrante su deber jurado como oficial correccional federal de hacer cumplir la ley y proteger a los prisioneros bajo su autoridad y control”, dijo la fiscalía.

“Él también utilizaba el miedo para evitar que sus víctimas de que vinieran hacia adelante”, añade la declaración.

Se detalla que de diciembre de 2015 a abril de 2016, Martínez, un ex marine del ejército de Estados Unidos, abusó de una reclusa joven con más de 20 años de edad, que hablaba poco Inglés. La víctima dijo que Martínez la obligó a mantener relaciones unas 10 veces.

Martínez ha sido violento con las mujeres cuando está fuera de servicio, dijeron los fiscales.

Fue arrestado el año pasado por un incidente producto de su rabia por una discusión con una conductora en Manhattan destrozando el parabrisas del vehículo de la mujer.

Le exigió que saliera del carro, y cuando lo hizo, Martínez le dio dos puñetazos en la cara.

Martínez se declaró culpable en febrero por alteración del orden público y estaba en libertad condicional.