Sella los poros dilatados de tu piel con estos remedios naturales

1-Jugo de tomate

El jugo natural de tomate contiene compuestos ácidos que contribuyen a regular el pH de la piel para reducir el tamaño de los poros dilatados y obstruidos.

 

Su aplicación directa controla el acné crónico y ayuda a regular la producción de cebo para conseguir un rostro más limpio y suave.

Ingredientes

1 tomate maduro

¼ de taza de agua (62 ml)

Preparación

Incorpora el tomate maduro en la licuadora y mézclalo con el agua hasta obtener un jugo natural.

Sumerge una brocha o trozo de algodón en el líquido y frótalo por todo el rostro.

Deja que se absorba durante 10 minutos y retira los excesos con agua fría.

Úsalo como mínimo 3 veces a la semana.

Lee también: Cómo diferenciar los distintos tipos de acné en la cara

2-Exfoliante de avena y miel

Una crema exfoliante elaborada con harina de avena y miel nos ayuda a remover las impurezas de los poros dilatados para lucir un rostro más limpio y estético.

Ingredientes

2 cucharadas de harina de avena (20 g)

2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

Combina la miel de abejas con la harina de avena y asegúrate de obtener una pasta cremosa.

Aplica la mascarilla por todo el rostro, en especial donde se noten los poros abiertos.

Deja que repose durante 30 minutos y enjuaga.

Úsala 2 o 3 veces a la semana.

3- Tratamiento de clara de huevo

La aplicación de clara de huevo sobre el rostro ayuda a remover los puntos negros que suelen producirse por la dilatación de los poros.

Sus compuestos regulan el pH natural de la dermis y promueven el equilibrio de la actividad de las glándulas productoras de grasa.

Ingredientes

1 clara de huevo

1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

Preparación

Bate la clara de huevo y mézclala con la cucharadita de jugo de limón.

En horas de la noche, justo después de quitarte el maquillaje, extiende este tratamiento hasta cubrir todo el rostro.

Deja que se seque durante 30 minutos y enjuaga.

Úsala 3 veces a la semana.

Powered by themekiller.com