Se colocó piercing en uno de sus pechos y miren que pasó

descarga-1Desde los 21 que decidió lucir un escote más pronunciado. Ya con 33 años, sus senos lucían perfectos para su gusto.

Eran grandes y prominentes. Una de sus inocultables armas de seducción. Pero lo queNikki Belza no sabía es que pondría en riesgo su vida cuando decidió colocarse un doloroso piercing en uno de sus pezones.

Camarera de un local nocturno de Las Vegas, Belza es conocida por los cócteles que ofrece a la concurrida clientela. Siempre amable, a principios de año decidió incursionar en el mundo del piercing y perforarse un pezón. Sin embargo, meses después, el dolor se transformó en agonía, producto de una infección en su pecho izquierdo.

Una de las noches en que sostenía un trago, el cuerpo de Belza dijo “basta”. Colapsó. La clientela se alarmó de inmediato y los dueños del local llamaron al 911. Una ambulancia la socorrió hasta un hospital. Nikki estaba grave.

Powered by themekiller.com