Murió al rescatarla del mar pero ella no pudo sobrevivir

Una gran ola de cuatro metros los barrió súbitamente. Rudy Bruynius intentó rescatar a su pequeña hija de dos años, McKayla. Lo logró. Pero en el arriesgado momento dejó su propia vida en el mar.

 

La madre de la pequeña, Lisinda, logró salir ilesa de la terrible escena. Pero nada será lo mismo. La niña murió anoche, en el hospital, luego de permanecer en estado crítico varios días.

El hecho ocurrió el viernes último, cuando la familia Bruynius se encontraba de vacaciones en Fistral Beach, Cornwall, sudoeste de Inglaterra. Los tres estaban en lo alto de una roca cuando una ola de cuatro metros los arrastró al mar.

Rudy y McKayla, en una foto tomada hace pocos días. El padre dio la vida por la pequeña, pero no alcanzó para salvarla

“Rudy era amoroso, cuidadoso y de gran ayuda como esposo, padre y amigo. Tenía un gran sentido del humor y era una persona activa. Siempre ponía a las otras personas primero. McKayla era una abeja inquieta, siempre feliz. No puedo creer lo que ha sucedido.

Estoy impactada por lo rápido que cambió la condición del mar la jornada en que estábamos disfrutando del día en familia en Cornwall”, indicó Lisinda en un comunicado dado a conocer hoy. Y agregó: “Rezo para que otros aprendan de nuestra tragedia y no deseo que nadie atraviese por este dolor”. MÁS