Una madre busca un corazón para su bebé

En Dallas una madre está en busca de un corazón que le salve la vida a su bebé con tan solo tres semanas de nacido. El pequeño Leo es un bebé muy risueño quien es adorado por las enfermeras, aparentemente luce sano y fuerte pero en su interior la verdad es otra.

 

El bebé tiene el corazón muy grande y por el tamaño se cansa y no pompea sangre como debe ser.
La madre cuenta que durante su embarazo no hubo ninguna complicación, fue hasta la semana 36 que le notificaron que algo no estaba bien.

Luego de su nacimiento, el menor permaneció en incubadora por dos semanas y hasta hace solo una su mamá lo pudo cargar por primera vez.
Debido a su condición, el menor padece de taquicardias y una miopatía cardiaca, su cuerpo es joven pero su corazón no.
La madre del menor dice que la única esperanza de vida para el más pequeño de sus hijos es un trasplante de corazón. MÁS EN TELEMUNDO47