Los Cavaliers aún respiran y el campeón se definirá el domingo

La imagen del partido, un imponente LeBron ante un desplomado Curry (AFP)Los Cleveland Cavaliers hicieron pesar la localía y ganaron por 115-100 el sexto partido de la final, dejando la serie 3 a 3 ante Golden State Warriors y forzando así a una definición el próximo domingo en Oakland.

El primer cuarto fue aplastante en favor de los locales y culminó con un resultado de 31-11 tras una brillante actuación. Los visitantes nunca hicieron pie en el campo y se mostraron tan imprecisos como en el partido anterior.

Tras el descanso, los de California lograron imponerse en el resultado del segundo cuarto por 32 a 28, pero la diferencia en el marcador terminó siendo de 59 a 43 en su contra y con la pésima noticia de que su máxima figura, Stephen Curry, ya acumulaba sus tres faltas personales.